Mundo en Cuestión

Análisis de la actualidad económica, política y social en el mundo

¿Qué hacer con los pobres?


¿Qué hacer con los pobres? es el provocador título de este libro que se edita por primera vez en Chile. Esta fue también la pregunta que se planteó la elite santiaguina (y chilena en general) durante gran parte del siglo XIX, interrogante que sigue conservando toda su actualidad. La sugerente explicación de Luis Alberto Romero por el complejo camino de las mentalidades, de las imágenes y las representaciones del otro, abre nuevas perspectivas para la historia social de Chile…

Luis Alberto ROMERO, ¿Qué hacer con los pobres? – Elites y sectores populares en Santiago de Chile 1840-1895, Ariadna Ediciones, 2007 [Leer el texto].

Leer también :
Carmelo FURCI, El Partido Comunista de Chile y la Vía al Socialismo, Ariadna Ediciones, 2008 [Leer el texto].
Osvaldo ARIAS ESCOBEDO, La Prensa Obrera en Chile 1900-1930, Ariadna Ediciones, 2009 [Leer el texto].
Viviana BRAVO VARGAS, ¡Con la Razón y la Fuerza, Venceremos! – La Rebelión Popular y la Subjetividad Comunista en los ’80, Ariadna Ediciones, 2010 [Leer el texto].
Manuel LOYOLA TAPIA, Rolando ÁLVAREZ VALLEJOS (dir.), El siglo de los comunistas chilenos 1912 – 2012, Instituto de Estudios Avanzados Universidad de Santiago de Chile, 2012 [Leer el texto].
Manuel LOYOLA TAPIA, Rolando ÁLVAREZ VALLEJOS (dir.), Un trébol de cuatro hojas – Las Juventudes Comunistas de Chile en el siglo XX, Ariadna Ediciones, 2014 [Leer el texto].
Revista de prensa, Mundo en Cuestión.

Anuncios

Let’s Get Rid of growth!



MAJ el 04/09/2017

 

Part I of this book is called “The dead end”. It starts analyzing the insatiable growth process that emerged in the Western world and that expanded in the rest of the world as a result of capital-led globalization, a process that cannot any longer proceed as we only have one planet and our resources are limited (Chapter 1- The death of a myth). It continues with the analysis of the employment issue worldwide, witch is getting each day more critical as the capital slashes jobs everywhere and in every manner and as employment policies, screwed to the illusion of growth, tend to be each day less effective (Chapter 2. The shrinking employment). The following chapter is dedicated to the examination of social inequalities in the world characterized by the persistence of massive misery, the volatility of the middle-classes and the emergence of a tiny and immensely rich global oligarchy, a process that will no doubt generate increasing tensions (Chapter 3. The rising unrest). The last chapter of Part I alert us about the dreadful cataclysm that is coming up as a result of the unwise destruction of our natural environment and of our foolish upsetting of the climate, which both threaten our very survival as a human species (Chapter 4. The coming disaster).

Part II of this book calls for “Reversing priorities”. It starts with a sharp criticism of the dominant economic thinking that subordinates all human activities to growth whereas – at the contrary- the economy should be at the service of the society. This chapter further advocates that we should prioritize the fulfillment of all basic needs and explains how this could be achieved (Chapter 5. Achieving basic needs). It continues with what should be our second utmost priority, namely the recovery of the environment, explaining how this could be done and singling out the required policies to stop the global warming process (Chapter 6. Recovering environment). The following chapter deals with conviviality – a condition that the humankind have lost while embarking in the silly quest of an ever growing consumption – which would require a different relationship with the work and more time to enjoy life (Chapter 7. Restoring conviviality).The last chapter of this part focuses on economic self-reliance, a requisite to escape the dominance of the large transnational corporations on our daily lives and to build economies centered on human needs rather than on corporations’ greed (Chapter 8.Rehabilitating self-reliance).

Part III of this book calls for “Delivering a new world”. It starts with the imperative of combating the dominant ideology that lies in the mind of everyone and that prevents us to imagine other ways to behave and live in society, a combat in which progressive intellectuals and striving activists should play a leading role (Chapter 9. Combating ideology). It continues with a major requirement, which is to reinvent democracy, as our political systems and the political class are largely submitted to the wills of the capital, whereas citizens should have a final and decisive word in the way our societies are built and governed (Chapter 10. Reinventing democracy). In the next chapter, the issue of the wisdom is debated, as we cannot build democratic and fair societies if we do not set in our institutions mechanisms to promote wise governance (Chapter 11. Governing wisely). The last chapter addresses the ways of building fair societies trough relevant fiscal and finance policies and through new redistribution mechanisms within and among the nations (Chapter12. Building fair societies).

Ariel FRANÇAIS, Let’s Get Rid of growth!: Moving Away from Capital-Led Globalization, Amazon, 2017.

Leer también :
Ariel FRANÇAIS, Biografía L’Harmattan – Bibliografía, AmazonBlogSitio NUEVO.
Dossier documentaire Tournant de la rigueur (Néo-libéralisme en France), Monde en Question.
Veille informationnelle Économie, Monde en Question.
L’envers du cirque des élections américaines, Monde en Question.
Élections américaines – Revue de presse, Monde en Question.

Feliz año nuevo


 

Serge LEFORT
Ciudadano del Mundo

Toyota y los terroristas


Cuentos de la luna pálida


Résumé : En la región japonesa de Omi, el artesano Genjuro vive pobremente bajo la amenaza de las hordas del ejército Shibata. Una tarde en la que la hornada había sido especialmente buena, decide ir a la ciudad en compañía de su cuñado Tobei en busca de riqueza, dejando a su esposa Miyagi sola con su hijo ante la amenaza de los mercenarios y con la promesa de regresar en diez días.
El resultado no puede ser más trágico: Tobei se pierde entre la muchedumbre y cae en manos de los soldados y Miyagi es asesinada con un golpe de lanza en ausencia de su esposo. En cuanto a Genjuro, es preso de un horrible maleficio cuando conoce a Wakasa, una enigmática mujer con la que inicia una historia de amor.
Fiche : SensaCine

El director Kenji Mizoguchi se inspiró en una antigua leyenda del siglo XVI para crear esta película, considerada hoy día una obra maestra del cine.


Suscribirse al Boletín de Cine para descargar la película VOSTES

Critícas:
Cuatrocientos golpes
Torre de Hechicería

Leer también:
• Kenji Mizoguchi, Wikipedia.
Noticias seleccionadas por Mundo en Cuestión.
Dossier documentaire Cinéma, Monde en Question.

Tour de Cine Francés

¿Qué democracia?


La cuestión es sencilla: ¿cómo puede funcionar un sistema de igualdad, fraternidad y libertad dentro de un sistema capitalista, que se funda y se basa en la desigualdad y las jerarquías?
Sin embargo, la solución de la ecuación es compleja, siendo la democracia representativa un sistema que nos viene instituido desde niños y que no se discute. “Es el menos malo de los sistemas, no hay otro mejor” es la frase que nos deja tranquilos, sin cuestionarnos que al sistema le es imposible sostener en la práctica sus bondades en la teoría, por ejemplo, “todos somos iguales ante la ley”.
El documental intenta exponer estas contradicciones, con el fin de comenzar a discutir lo impuesto, lo supuestamente indiscutible. Y tomando el pensamiento de Tomas Ibáñez como guía: “¿Se puede ser antiautoritario, enemigo de las dictaduras, adversario de los totalitarismos, y declararse simultáneamente antidemócrata? Pues claro. Basta con no caer en esa ingeniosa artimaña retórica que logra enmascarar las características definitorias de la Democracia y que consigue establecer como términos antónimos por excelencia las palabras Dictadura y Democracia [.] Yo no sé lo que pensaréis, pero por mi parte estoy bastante harto de que siempre que arremetemos contra la Democracia tengamos que hacerlo, sobre todo en este país, con cierta precaución, tengamos que justificarnos de manera casi vergonzante, como si tuviéramos que pedir perdón por no acatar el sistema democrático. Pues bien, me gustaría sugerir una estrategia bastante simplona para invertir los papeles, para que sean los defensores de la Democracia quienes tengan que justificarse. La estrategia es bien simple, cuando se nos pide que aceptemos el juego democrático, cuando se nos dice que debemos contribuir constructivamente al mejoramiento, a la profundización de la Democracia, tenemos que decir que sí, que estamos totalmente abiertos a jugar el juego de la Democracia, pero poniendo una única condición: que el juego al que se nos invita sea efectivamente el juego de la Democracia. Es la vieja astucia, que consiste en poner una sola condición, pero una condición de imposible cumplimiento. Tranquilos, nunca tendremos que jugar al juego de la Democracia, sencillamente porque la Democracia normativa es estrictamente incompatible con el sistema capitalista”.

 

Escuchar también: Entrevista con Patricio Escobar ArgenPress.

23/07/2013
Serge LEFORT
Ciudadano del Mundo

Leer también: Noticias seleccionadas por Mundo en Cuestión.

La prensa de extrema derecha en la transición del franquismo a la democracia (1973-1982)


Durante la transición de la dictadura franquista a la democracia, los objetivos de la extrema derecha fueron hacer fracasar la reforma y la consolidación de la democracia y el establecimiento de un gobierno neofranquista. Para alcanzar estos objetivos utilizó diferentes medios, como fueron los partidos políticos y publicaciones periódicas, la mayoría de las cuales no estaban adscritas a un partido concreto. En este artículo se estudia el origen, desarrollo y metodología de trabajo de la prensa de extrema derecha, con especial atención a los semanarios Fuerza Nueva y Heraldo Español y los diarios El Alcázar y El Imparcial. Se analiza el fracaso electoral de los partidos de extrema derecha y la forma en que esta prensa desestabilizó la situación política y colaboró para propiciar un golpe de Estado militar. Se presta especial atención a la labor realizada desde la prensa por militares golpistas, que utilizaron su propia firma o seudónimos o bien se acogieron a firmas colectivas.

Leer más… El Argonauta español nº9, 2012.

Leer también: Noticias seleccionadas por Mundo en Cuestión.

Lo que falta en el caso Cassez


La liberación de Florence Cassez es cosa juzgada. Pero no todo está dicho en el caso, falta por aclarar quiénes fueron los responsables de que una investigación por secuestro se transformara en un penoso caso de incompetencia y de abusos por parte de las autoridades en ese entonces encargadas del expediente.

Tendrá que buscarse justicia, no de la misma forma en que lo hicieron los aquellos funcionarios, sino con respeto a su presunción de inocencia y al debido proceso judicial.

Un paso en ese sentido dará esta semana el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, cuando presente una denuncia penal contra 21 funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI) implicados en el caso Cassez. Se les acusará de delitos contra la administración de justicia, abuso de autoridad y ejercicio indebido del servicio público.

Hasta la fecha nadie ha precisado el nivel de participación de los altos funcionarios de las instituciones de seguridad de la administración pasada en estas violaciones. No es cosa menor porque la consecuencia última fue la vulneración del derecho de justicia de las víctimas. Si se asume que Florence Cassez es inocente su liberación representa tiempo perdido en que los ecursos del Estado se enfocaron a otros que no fueron los verdaderos responsables. Si era culpable, la incompetencia hizo imposible para los jueces determinar esa vinculación.

Las instituciones de seguridad del país quedaron en entredicho incluso a nivel internacional, generaron un problema diplomático innecesario y degradaron aun más la imagen de la policía y la procuraduría ante los ciudadanos. Estas anomalías tuvieron la aquiescencia de mandos que no han recibido sanción alguna.

Los actuales son tiempos de concertación política. Esa necesidad, sin embargo, no deberá estorbar al cumplimiento de la ley sobre aquellos funcionarios -de cualquier signo partidista- que hayan abusado de sus atribuciones. Siempre con apego a la ley y respetando su derecho a la adecuada defensa.

Es importante cerrar ese episodio y hacerlo bien. La actual PGR tendrá que actuar sin sectarismos, con un pulcro trabajo y respecto al debido proceso penal. De esa manera se dará una lección doble a todos los servidores públicos: no sólo que los crímenes y atropellos de autoridad no quedarán impunes, sino que su persecución será metódica, con respeto a los derechos de los inculpados y sin abusos de poder.

14/03/2013
El Universal

Leer también: Noticias seleccionadas por Mundo en Cuestión.

De la tragedia a la comedia


Las conclusiones de la tragedia en Petróleos Mexicanos (Pemex) ante expertos nacionales e internacionales es que hubo una explosión de gas. Ello fue provocado por un fluido que estalló debido a una conexión con un cable “rudo”. Cuando menos eso se desprende de lo informado por Jesús Murillo Karam, procurador General de la República.

Pero las dudas persisten: ¿quiénes fueron los responsables de este grave episodio? ¿La empresa de limpieza de pilotes o la paraestatal mexicana? ¿Hubo negligencia de ésta o de las pasadas administraciones de Pemex? ¿Por qué se dio tan poca información y la actual no satisface las normas mundiales? ¿El dinero que se erogó durante el calderonismo en equipos de seguridad para la nación ha servido para algo o solamente lo disfrutó Genaro García Luna? ¿A qué se debe la casi exoneración de Peña Nieto a la gestión de su antecesor Felipe Calderón?

La lista puede continuar, y no en aras de negar lo investigado sino como un ejercicio republicano, ya que la sociedad necesita estar bien informada (lo que no se ha llevado a cabo ni en el priísmo ni en el panismo [tampoco el prdismo]). Ello ha traído no sólo el sospechosismo, sino el rechazo de la gente. Tanto así que en el hospital de Pemex se le espetó a Enrique Peña: “¡asesino!”. Y es que ante la falta de liderazgo y debido a la imposición, el mexicano se calla, aguanta, pero estalla a la menor provocación, y más cuando su representación a través de partidos y sindicatos es prácticamente nula.

Una prueba de que no hay credibilidad en lo que se dijo lo mostró el señor Karam, quien primero agradeció a los investigadores españoles, yanquis e ingleses y al último a los científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional.

Para quienes hemos reportado los avances de los científicos nacionales, no queda duda de la valía y la trascendencia de éstos. Una muestra es que al químico Mario Molina lo presentan en todos lados como “la gran autoridad”, claro, después de recibir el Premio Nobel de Química. Pero de esa calidad hay muchísimos compatriotas en varios terrenos, entre otros los que hoy se investigan. Pero ya sabemos que el comentario de la mayoría es: ¿no habrán comprado a los dictaminadores? Algo que se puede hacer, incluso, con los extranjeros.

Pero, ¿cómo decir que las cosas fueron según las presentaron las autoridades luego del caso Monex; la multa del Instituto Federal Electoral a Andrés Manuel López Obrador por rebasar los gastos de campaña y no al Partido Revolucionario Institucional; el vuelco de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el asunto de Florence Cassez; y el escándalo en el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos?

Por eso hasta en círculos académicos de la UNAM hay teorías de que se trató de un atentado. Pueden estar equivocados los profesores, ya que las hipótesis deben comprobarse, pero ya nadie cree nada en este país, donde Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, recibe condenas verbales en México y Estados Unidos y el narcotraficante sigue tranquilo, caminando y amasando fortunas.

Otra cuestión que se plantea entre investigadores y periodistas es que no hubo, ni siquiera, un plan ante la crisis. Se atacó relativamente bien al principio, aunque el nerviosismo de Osorio Chong fue evidente; algo preocupante, ya que se le otorgaron los mandos policiacos y de investigación nacional como nunca antes en la historia. Pero el hidalguense no mostró templanza, energía, carácter para enfrentar un problema (lo que debe tener inquieto a su jefe, Peña Nieto).

Enrique, por su lado, no debió salir presuroso a vacacionar con sus hijos, ya que las situaciones de emergencia tienen prioridad ante la familia. Esto último demuestra el talante de un jefe de gobierno, ya no digamos de un encargado del Estado.

Lo más lamentable es que la Dirección de Comunicación Social de la Presidencia de la República enmudeció ante las notas de unos cuantos medios –la televisión mostró nuevamente que está con el vencedor aunque después lo haga picadillo–. Ni un triste y convencional boletín pudo enviar precisando qué había ocurrido en la agenda del huésped de Los Pinos. Y ya se habla, por otro lado, de filtraciones en las áreas de comunicación, algo que abriría tempranísimo la sucesión para 2018.

Algunos conocedores dijeron acertadamente: “nada peor en el manejo de una crisis que dejar un vacío de información tan prolongado. El espacio lo ocupa ahora la especulación y la desconfianza”. Tanto así que la agencia Stratfor y la cadena estadunidense CNN hablaron también de un atentado.
Lo peor fue que Murillo Karam hizo un chascarrillo en la explicación del estallido. Dijo que se había recogido una bolsa donde “lo único que encontramos en la maleta es lo más peligroso para el hombre, cosméticos de mujer”. La risa estalló en la conferencia de prensa, aunque en Twitter y Facebook las respuestas serias, contundentes y ácidas fueron lapidarias. Y algunos lo compararon con Jorge Falcón, el humorista, e incluso con el payaso Platanito. Terrible.

Además, nadie entiende por qué enviaron al subprocurador Alfredo Castillo –el del caso Paulette y otros controvertidos asuntos– a dar las explicaciones finales en donde están las ruinas en que se convirtió el edificio B del complejo administrativo de Pemex.

Por cierto, Carlos Romero Deschamps seguramente viajaba en un jet privado junto con su hija y los perros de ella, ya que se le vio fugazmente al principio y después reapareció al sexto día, únicamente para decir que las plazas de quienes fallecieron serían heredadas por sus hijos o familiares, algo que está en el contrato de Pemex, sin duda, pero suena a rancio.

Fuimos entonces de la tragedia a la comedia, pasando por la desinformación.

17/02/2013
Jorge MELENDEZ PRECIADO
Contralínea

Leer también: Noticias seleccionadas por Mundo en Cuestión.